La pasta y su mundo

La pasta y su mundo
De unico coquendi modo

lunes, 5 de octubre de 2009

Supplì (Croquetones de arroz con mozzarella)

Ingredientes:
1/2 kg. de arroz
tomate triturado
200 gr. de carne picada (optativo)
sal
pimienta
apio
zanahoria
cebolla
vino
mozzarella
pan rallado
caldo de carne
2 huevos
aceite

Preparación:
Hacer una salsa sofriendo la cebolla, la carne picada, el apio y la zanahoria. Añadir un poco de vino y dejar que se evapore e incorporar el tomate, la sal y la pimienta y cocinar. Agregar el caldo de carne y esperar que hierva, momento en que se añade el arroz. Cocinar durante 15 minutos sin dejar de remover hasta que el arroz absorba el caldo. Retirar del fuego y dejar enfriar. Mezclar el arroz con los huevos y formar bolas con un dadito de mozzarella dentro de cada una. Pasar por el pan rallado y freír en abundante aceite caliente.

Nota:
Esta receta se puede hacer también (aunque no estará tan buena) con arroz blanco que haya sobrado, al que se le añadirá la salsa de tomate que cada uno prefiera, para luego empanar y freír. Los supplì se comen mucho Roma, los venden en las pizzerías al corte y en la mayoría de los restaurantes populares. A los niños les encantan y lo que más les gusta es ver cómo sale "el cable del teléfono", o sea, la mozzarella derretida.

1 comentario:

giuliani dijo...

Un comentario etimológico: 'supplì' es una palabra romanesca (del dialecto de Roma) que deriva del francés 'surprise', en referencia a la sorpresa de encontrarse la mazzarella derretida en su interior. La doble 'p' se generó por asimilación del grupo consonantico 'rp' del término francés, mientras que la 'l' es resultado de una hipercorrección: en el romanesco actual hay rotacismo de la 'l' en posición implosiva (calma -> carma), pero hasta principios del s. XX era común también en posición explosiva (gloria -> groria). Y efectivamente la palabra debió de aparecer por lo menos en el siglo XIX, cuando no en el XVIII, período en que, desde la invasión napoleónica, todo lo francés estaba muy presente en la ciudad. De todas formas, 'supplì' queda regitrado en el dizionario romanesco de Filippo Chiappini, de finales del s. XIX, pero la palabra aparece como 'suppriso' o 'supprisa' también en dos sonetos de Giuseppe Gioachino Belli, uno de 1831 y otro de 1838.